Soledad Bereciartua, Gte de Prensa y RRPP de Peugeot, Citroën y DS Argentina

Soledad Bereciartua

Gerente de Prensa y RRPP de Peugeot, Citroën y DS Argentina – Líder de Género

Stellantis Argentina

Desde hace 5 años trabajo en pos de la diversidad de género dentro de Stellantis. Y lo hago con acciones que atraviesan todo el año.

El 8 de Marzo es solo una fecha, pero por supuesto que hay que aprovecharla para poner como cada año el tema sobre la mesa. ¿Cómo lo conmemoro? Organizando debates, generando contenidos internos y externos de la compañía con fotos y videos con mensajes clave, participando de charlas en las que me invitan a debatir reforzando la importancia de la diversidad de género en las organizaciones, convocando a mujeres de distintas áreas de Stellantis a sumarse a reuniones donde reforzamos la importancia del empoderamiento femenino, brindando workshops para mujeres en la red de concesionarios de tal o cual marca etc.

Siempre hay que animarse a más. Confiar en nosotras mismas. Históricamente siempre creímos que estaba bien no ocupar roles de dirección en una empresa, «para eso estaban los varones». Siempre creímos que no era necesario ocupar esos roles… pero por suerte de apoco eso comenzó a reivindicarse. Comenzamos a creer mas en nosotras, nos capacitamos, nos animamos a más y aprendimos a organizarnos entre nuestra vida personal y profesional. Pero todavía falta muchísimo. Según las Naciones Unidas, las mujeres no llegan ni al 15% en los equipos de dirección de las empresas de la región.

De todas formas, décadas atrás, la mujer ni siquiera trabajaba, nunca nos olvidemos de eso.

El empoderamiento femenino es poder valerte por vos misma y no depender de nadie más para hacer tal o cual cosa. No necesitar de ningún hombre para lograr lo que sea. A nuestras abuelas las criaron haciéndoles creer que el hombre debía mantenerlas, cuidarlas, protegerlas… las criaron sin independencia económica y casi sin libertad de poder elegir.

De apoco nos fuimos empoderando y logrando muchas cosas, pero aún falta demasiado para lograr una verdadera equidad.

Considero que los obstáculos que atravesemos son los sesgos conscientes e inconscientes sin dudas… Aún muchos hombres (y lamentablemente algunas mujeres también) creen que las mujeres no están para ocupar roles fuertes ni tomar decisiones importantes. No las elijen para liderar áreas clave del negocio en las compañías ni para ocupar roles de fuerza en la manufactura por ejemplo. Por eso es tan necesario trabajar los sesgos, la concientización en los equipos de trabajo. Si no preparamos a nuestros equipos, si no logramos terminar con los sesgos, no podemos recibir mujeres, porque ellas mismas se terminarían yendo en poco tiempo por la no inclusión.

ML: ¿Qué medidas pueden tomarse para promover la participación y el liderazgo de las mujeres en puestos de toma de decisiones a nivel gubernamental y empresarial?

Soledad: Voy a responder del plano empresarial que es el que me compete.

Siempre se intenta proponer acciones para que la selección de mujeres en puestos de liderazgo, se de de manera natural. Pero como muchas veces esto no pasa, se proponen cosas más concretas como por ejemplo que haya una mujer si ó sí en la terna de selección ante un nuevo puesto de toma de decisión. Y aún así, suele pasar que de todas formas no las elijan, entonces ahí es cuando debe entrar en juego el cupo. Cabe aclarar que el cupo no es poner una mujer por el solo hecho de ser mujer como muchos erróneamente expresan. Muchos te dicen «debe ser por mérito, no por género» y la respuesta es «por supuesto señor». Pero el tema es el siguiente: según ONU Mujeres, hay mas egresadas que egresados de las universidades e incluso con mejores promedios que los hombres. El problema está en que después no las elijen para trabajar, o no les dan plan de carrera para crecer en las empresas, y entonces es así como suelen ser pocas las alternativas de mujeres para puestos de dirección. Por este motivo el trabajo tiene que ser en todos los niveles de la compañía. Brindar igualdad de oportunidades desde los puestos más básicos para que todos puedan crecer por igual.

De apoco nos fuimos empoderando y logrando muchas cosas, pero aún falta demasiado para lograr una verdadera equidad.

 

Más allá del 8 de marzo siempre hay que generar espacios de conversación, armando un área de Diversidad e Inclusión en las empresas, logrando equipos voluntarios pero comprometidos con la causa con ganas de que realmente cambien las estadísticas que hoy tenemos. Realizando un planing de acciones durante todo el año. Asesorandose con otras empresas que estén mas avanzadas en este sentido. Dando espacios a conversaciones, charlas, formaciones, etc y comprometiendo desde el momento cero a los líderes de la organización. Si el CEO no está comprometido con este cambio, muy poco se logrará.

A las jóvenes les recomiendo ¡Que lo hagan! Qué confíen en ellas mismas! Que siempre traten de aportar su granito de arena ayudando y empoderando a otras mujeres. Eso las hará mas fuerte aún! Yo en ese sentido, más allá de trabajar en Diversidad de Género dentro de Stellantis, creé hace 4 años un workshop sobre el correcto mantenimiento del auto donde les enseño a las mujeres de manera 100% gratuita a cambiar un neumático, a controlar los fluidos del motor, a conocer los tips de ahorro de combustible, etc, etc… y de esa manera me siento feliz empoderando a mujeres que si no aprenden a cambiar un neumático seguirían llamando a un hombre de su familia o a la grúa para que se los cambie ante un pinchazo… Este workshop lo hago porque quiero y porque la empresa confía en mí y me da ese lugar. Pero es absolutamente voluntario y sé que depende de mí… Lo hago porque me llena el alma, por eso les recomiendo a todas que hagan cosas que las hagan felices, y si mientras tanto pueden ayudar a otras mujeres, es el broche de oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *